¿Inactivo en Linkedin? Quizá usted esté perdiendo relevancia

Recientemente un profesional con más de una década laborando en una multinacional me preguntaba sobre la importancia y valor agregado de estar presente y activo en la red profesional LinkedIn.

Las razones que compartí fueron varias, y con una perspectiva diferente al estar mi interlocutor en condición de desempleado, habiendo sido despedido de la empresa en la que fue gerente por más de 10 años. Entre algunas razones importantes, inicié con estas bastantes importantes:

Establecimiento y construcción de redes de contactos.

En nuestra práctica diaria escuchamos a profesionales de diferentes profesiones decir que no se han preocupado de ampliar su red de contactos, que no ha estado en su lista de prioridades y que quizá no habían meditado acerca del tema con más atención. Un ejecutivo de mando medio me indicó que había analizado su situación y encontró que, en los últimos 5 años, no había hecho ni un solo nuevo contacto, que sus ocupaciones lo consumían y no veía importante el tema.


Necesita ayuda con su Linkedin?

Hoy LinkedIn nos permite ser parte de un universo más amplio. No solamente podemos darnos a conocer profesionalmente, destacar nuestras historias de éxito y mostrar como avanzamos en nuestras carreras, sino también podemos acceder a nuevos contactos de negocios, estar al tanto de otros proyectos y hasta reconocer los servicios y productos que ofrece nuestra competencia.

Un ejemplo que vemos a diario es el vendedor “sofisticado” de hoy que sabe reconocer la importancia del buen manejo de LinkedIn para lograr sus objetivos. Son bastantes las historias de como las empresas y personas, sin importar su localización, el tamaño de su proyecto, la naturaleza de su sector o país de origen e idioma logran contactos relevantes para lograr sus metas empresariales.

Recientemente en un evento que aglomeró a más de 500 empresas, de más de 10 países en Costa Rica logramos el contacto con un número importante de gerentes y dueños de empresa. Si bien el protocolo habitual nos indica la entrega de nuestra tarjeta de presentación, fue aún más relevante reconocer que el 100% de estos nuevos contactos estaban presentes en la red. Hoy conocemos más de sus empresas, emprendimientos y carrera profesional. En pocas horas estamos conversando y compartiendo información por esta vía. ¿Quién no esté presente, se pierde de algo? Apuesto que sí.

Presencia regional y global

Otra razón es el alcance global que se logra al ser parte de una red que hoy aglomera a más de 300 millones de profesionales. Lograr contactos de negocios desde Latinoamérica en China, Europa, Canadá o los Estados Unidos de América hoy es posible si sabemos utilizar los códigos pertinentes de conducta que nos exige esta plataforma. El costo de darnos a conocer es bajo o nulo dependiendo de nuestra iniciativa. 

Es cierto que la internet, y todo lo que viene con ella nos ha cambiado para siempre, pero la inquietud de índole profesional siempre es la misma: ¿cómo podemos sacar mayor provecho?; ¿Cómo podemos dar a conocer nuestros servicios y productos?; ¿Cómo podemos ayudar a otros?

Una anécdota que vale la pena compartir y que nos sucedió en nuestra firma de consultoría es que después de haber ingresado a la red, de obtener pequeñas victorias y ser bastantes activos desde hace más de 4 años, recientemente logramos la firma de un acuerdo con una multinacional norteamericana establecida en varios países. Además, recientemente dos conglomerados en el área en que nos desenvolvemos nos contactaron desde Norteamérica para iniciar negociaciones y establecer intereses comunes.

Esto fue posible en parte importante a nuestra presencia diaria, participación en diferentes foros y opiniones vertidas de temas de interés mutuo. Sin LinkedIn esto quizá no hubiera sido posible.

Finalmente, siempre aconsejamos lo siguiente:

1)     No es de valor solamente estar presente en LinkedIn, debemos participar activamente en la red.

2)     Afiliarse y seguir a empresas que nos interesan, líderes de opinión y ser parte activa del circulo de contactos.

3)     LinkedIn no es un “copy & paste” de nuestra hoja de vida. Es demostrar como aportamos valor y lograr beneficios mutuos al estar en contacto.